Proyectos Scratch

 

Scratch. Aprender a programar. Programar para aprender.

 

Scratch es un lenguaje de programación que fue diseñado por la universidad más prestigiosa del mundo en tecnologías, el MIT (Massachusetts Institute of Technology), como medio de expresión para ayudar a los jóvenes a expresar sus ideas de forma creativa, al tiempo que desarrollan habilidades de pensamiento lógico y de aprendizaje del Siglo XXI.

 

Es común referirse a las personas jóvenes como nativos digitales. Pero aunque interactúan con los medios digitales todo el tiempo (móviles, tablets, ordenadores, consolas…), pocos son capaces de crear sus propios programas, animaciones o simulaciones. Es como si pudieran “leer” pero no “escribir”. La competencia digital requiere no solamente tener habilidad para chatear, navegar o interactuar sino también la habilidad de diseñar, crear e inventar con los nuevos medios.

 

Utilizando el entorno de programación Scratch, aprenderemos a seleccionar, crear, manejar e integrar textos, imágenes y grabaciones de audio. Además de divertirnos, podremos realizar actividades de programación de ordenadores que nos ayuden a mejorar nuestra comprensión de diferentes áreas de Matemáticas, Tecnología, Ciencias, Lenguaje, etc.

 

¿Qué beneficios obtienen los estudiantes a medida que crean con Scratch historias interactivas, animaciones, juegos, música y arte?

 

En el proceso de aprender a programar, los alumnos se forman en muchas otras cosas. No están simplemente aprendiendo a programar, están programando para aprender. A medida que los estudiantes crean programas en Scratch, asimilan conceptos de matemáticas y computación tales como iteración (repetición) y condicionales. También ganan comprensión de conceptos matemáticos como coordenadas, variables y números aleatorios.

 

A medida que los estudiantes trabajan en proyectos de Scratch, también aprenden sobre procesos de diseño. Por lo regular, el estudiante arranca con una idea, crea un prototipo que funcione, experimenta con él, lo depura cuando las cosas no marchan bien, obtiene retroalimentación de otros, lo revisa y rediseña. Es un espiral continuo: tener una idea, crear un proyecto, lo que lleva a nuevas ideas, que conducen a nuevos proyectos y esto se repite una y otra vez, ampliando de esta manera su creatividad e inteligencia.

 

Este proceso de aprendizaje, combina muchas de las habilidades demandadas en el siglo XXI, que serán fundamentales para el éxito de los estudiantes en el futuro: pensar creativamente, comunicar claramente, analizar sistemáticamente, colaborar efectivamente, diseñar iterativamente y aprender continuamente.

 








Juego programado con Scratch


Realizado por Daniel Cobo.


Pulsa la bandera para comenzar, la barra se mueve con el ratón, tienes que destruir los bloques de colores.


 

 

 

 

Videojuego creado por Wen.

 

 

Para empezar le tienes que dar a la bandera verde. Después, le das a la tecla de espacio y empieza a jugar.

Este juego es bastante sencillo, para moverte, tienes que utilizar las flechas de abajo del teclado, y son las mismas direcciones que las flechas.

hay tres fases: la primera prueba, la segunda prueba, y la fase del tiburón.

 


 

 

 

Sencillo videojuego creado con Scratch.

 

 

Para comenzar a jugar, pulsar la bandera verde.

 

Hay que llegar hasta la pieza de lego para ganar la partida.

 

Puedes mover el muñeco con las fechas de tu teclado a hacia la derecha y la izquierda.

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

Historieta hablada de Asterix y Obelix.

 

 

Para que de comienzo la historia, pulsa la bandera verde.

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

Historieta de Asterix y Obelix.

 

 

Para que de comienzo la historia, pulsa la bandera verde.